Paso Once XCVIII, determinación amable

La atención en la práctica de la meditación debe ir acompañada de determinación. No puedo evitar que mis pensamientos se vayan de un sitio para otro, de que me vengan ideas del futuro, de lo que tengo que hacer, de proyectos, de cosas que han pasado, y otros pensamientos, pero lo que sí puedo hacer es tener la determinación de volver la atención a mi práctica. Solo después de la determinación o concentración viene la visión profunda o el sano juicio, ese que logra saber lo que tengo que hacer y decir en las cosas de mi vida, el que es consciente de lo que soy y de lo que es.